Por la crisis, las empresas de transporte podrían suspender los colectivos de las 22 a las 5 y los domingos y feriados durante todo el día

340

Por la crisis, las empresas de transporte podrían suspender los colectivos de las 22 a las 5 y los domingos durante todo el día

Las cámaras del sector anunciaron una medida de fuerza que incluiría la suspensión de los servicios nocturnos y dominicales en la Ciudad y el Gran Buenos Aires. La decisión responde a una necesidad de explotar los horarios de mayor demanda ante la imposibilidad de hacer frente a la suba de los costos operativos.

► 38,5 por ciento aumentó la tarifa durante 2019.◄

Las cámaras empresariales de transporte público automotor de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires anunciaron un lock-out patronal que entraría en vigencia a las cero horas de este domingo y que incluiría la suspensión de los servicios nocturnos, de lunes a sábados de 22 a 5, y los domingos durante todo el día de los servicios de colectivos que circulan por el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

La medida fue confirmada a El1 Digital desde la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros (C.E.A.P.) y la Asociación Civil de Transporte Automotor (ACTA), que adoptaron esta decisión junto a la Cámara Empresaria del Transporte Urbano (CETUBA) y la Cámara del Transporte de la Provincia de Buenos Aires (CTPBA). Entre las cuatro, nuclean a más del 95 por ciento de las prestadoras.

“No es un reclamo, es una forma de paliar los costos”, dicen los empresarios.
Consultado por este medio, el presidente de la ACTA, José Troilo, confirmó que la interrupción sería en todas las líneas, tanto nacionales como provinciales y municipales. “Puede ser que algunas tengan una situación económica que les permita hacer frente a las dificultades y presten servicio igual, pero la mayoría no va a poder trabajar”, resaltó.

Según explicó el dirigente empresarial, las cámaras empresarias presentaron formalmente un petitorio para poder aumentar las tarifas o para recibir mayores subsidios, pero que comprenden que eso no va a suceder, en tanto que justificó que “más que un reclamo, esta disposición es una forma de paliar los costos”.

“Antes de tomar medidas más drásticas, elegimos explotar los servicios en las horas de mayor demanda y en los momentos en los cuáles son totalmente improductivos dejar de hacerlo para que las empresas puedan sobrevivir hasta que haya algún tipo de solución”, presionó Troilo.

En tanto, el titular de la Unión Tranviaria Automotor (UTA) de La Matanza, Marcelo Barreiro, reveló que, “según las empresas, al no recibir mayores subsidios y no poder aumentar las tarifas, no les dan los costos”. “Nosotros nos presentaremos a trabajar. Si nos dan los vehículos, saldremos y, si no, cumpliremos el horario sentados en la terminal”, destacó el representante sindical, y agregó: “Es un tema de las cámaras empresarias con el Gobierno, no de los trabajadores”.

Tarifazos que no alcanzan

Durante 2019, la tarifa del servicio de colectivos acumuló una suba promedio del 38,5 por ciento para llegar a los 18 pesos que hoy cuesta el boleto mínimo, una suma tres veces superior a la que se pagaba por el servicio a inicios de 2018, pero, para las cámaras del transporte, serían necesarios más aumentos. Además, a principios de este año, hubo cambios en el reparto de los subsidios al transporte. Este nuevo esquema, tampoco les alcanzaría a las empresas para cubrir la rentabilidad del sector.

Cabe recordar que, tras la sanción de la Ley de Presupuesto 2019, en diciembre de 2018, se derogó el Régimen de Subsidios al Transporte Publico por Automotor que beneficiaba a las líneas provinciales y municipales, con lo que el Gobierno Nacional traspasó a las provincias de la potestad de entregar compensaciones a las empresas para mantener las tarifas de los servicios, financiadas con recursos propios.

De esta manera, la administración de Mauricio Macri retuvo para sí tan sólo las compensaciones que se brindan a las líneas nacionales (de la 1 a la 199) y los descuentos del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) como el Boleto Social, para beneficiarios de la seguridad social, y el sistema multimodal, que aplica bonificaciones por tomar varios transportes.

La provincia de Buenos Aires, por su parte, fijó para este año la suma de 25.222 millones de pesos para atender el pago de resarcimientos para las líneas provinciales y municipales (de la 200 en adelante) y para el subsidio sobre el precio del gasoil.

¿Cuáles serían las líneas afectadas en La Matanza?

De gestión nacional: 1, 4, 8, 21, 28, 29, 46, 49, 55, 56, 63, 86, 88, 91, 96, 97, 101, 103, 113, 117, 126, 136, 143, 150, 153, 163, 166, 172, 174, 180, 181, 182, 185 y 193.

De gestión provincial: las líneas 205, 218, 236, 238, 242, 253, 284, 298, 302, 306, 317, 325, 326, 343, 378, 382, 386, 390 y 406.

De gestión municipal LA MATANZA: las líneas 620, 621, 622, 624, 628 y 630.

► Nota:El1Digital
Comenta desde tu cuenta de facebook