Crimen de Lautaro Villaverde: cómo sigue la causa y cuál es la ley que propone la familia de la víctima

287

Crimen de Lautaro Villaverde: cómo sigue la causa y cuál es la ley que propone la familia de la víctima

Mauricio Cejas, padre del joven brutalmente asesinado el pasado 27 de julio, detalló el proyecto que llevaron al Congreso y volvió a resaltar el acompañamiento de San Lorenzo en los meses posteriores al homicidio.

El sábado 27 de julio de 2019, la vida de Mauricio Cejas cambió para siempre: cuando se encontraba en el Nuevo Gasómetro, el día en el que San Lorenzo enfrentó a Godoy Cruz de Mendoza, le avisaron que su hijo Lautaro Villaverde, de 19 años, había sido brutalmente asesinado luego de una discusión de tránsito en la localidad bonaerense de Villa Luzuriaga, partido de La Matanza.

Desde ese momento, los familiares de la víctima iniciaron una campaña para pedir justicia, con el objetivo de que Luis y Alejandro Ledesma, autores del homicidio, reciban cadena perpetua. Ahora, además, los padres de Lautaro impulsan un proyecto de ley, que ya llevaron al Congreso, y pelean para que otras familias no se sientan desamparadas ante diversos hechos de violencia como el que les tocó vivir.

En diálogo con Proyeco Boedo, Mauricio relató cuál es la actualidad de la causa: “Hubo un parate en el medio de toda esta situación, que fue en agosto pasado, cuando se pidió la elevación a juicio. Los abogados de los asesinos apelaron y hubo una serie de términos técnicos para embarrar la cancha. Esa decisión se pospuso para diciembre, y ahora se volvió a postergar porque el letrado, aparentemente, no hizo bien su trabajo y la jueza de Garantías lo apartó de la causa”.

Y explicó: “Al parecer, no siguió los procedimientos correctos, buscó beneficiar a sus defendidos pero los terminó perjudicando. Nosotros sospechamos que quiso llevarse pruebas, desaparecieron algunas hojas y la jueza se dio cuenta, entre otras cosas”.

Además, continuó: “La causa sigue plantada en homicidio simple, pero nosotros tenemos la idea de ir por la premeditación y alevosía, y también agregar ensañamiento, porque cuando Lautaro estaba en el piso y no había posibilidades de que se defienda, ellos le siguieron pegando hasta darle el resultado de muerte”.

En tanto, Mauro cuestionó el accionar del fiscal Juan Pablo Tatahian: “Yo estoy convencido de que el fiscal actuó con desidia. Tres meses después conseguí que me atienda y en la cara me mintió diciendo que era homicidio simple. Yo consulté con muchos abogados y todos coinciden en que no es así. Que hubo premeditación y alevosía estamos todos de acuerdo y hasta me animo a decir que hubo ensañamiento”

“A mi hijo lo ataca una persona sola, se va y vuelve diez minutos después con otro y con un arma, y lo mata. Se asegura el resultado de muerte cuando mi hijo estaba en el piso, cuando no se podía defender y saltó encima de él para acuchillarlo mientras el otro le pegaba patadas en la cabeza y lo golpeaba con adoquines”, agregó.

Ante esa situación que tuvieron que afrontar, los padres de Lautaro comenzaron a movilizarse junto a otras personas de La Matanza: “Nos juntamos con diez o doce familias en noviembre, víctimas de La Matanza, y nos movilizamos los últimos viernes de cada mes. Hoy ya somos 30 familias que se sumaron porque le han matado un hijo, un hermano o un padre, y todos se quejan de lo mal que trabaja la Fiscalía. Hubo asesinos que tenían pedido de captura y la Policía no los veía, amenazaban a los familiares de las víctimas y no los agarraban”, denunció.

 

El nacimiento del proyecto de ley “Lautaro Villaverde”

En medio del pedido de justicia y al no coincidir con los términos judiciales, la familia del joven comenzó una nueva lucha: la creación de la ley “Lautaro Villaverde”: “Después de la reunión que tuve con el fiscal, hablé con mi mujer, Andrea, y ella insistió para encontrarse con él, quien le volvió a repetir lo mismo. ¿Entonces tengo que cambiar la ley?, le preguntó, y el hombre le respondió que sí. Ahí nació el proyecto. Una noche, mate por medio, empezamos a idear lo que luego presentamos en el Congreso”, dijo Mauricio.

“En uno de los puntos se refiere al pedido de un perímetro de seguridad para las víctimas. A nosotros nos pasó que parientes de Luis y Alejandro Ledesma pasaron por la puerta de nuestra casa riéndose. Muchas otras familias tienen temor”, explicó.

Y siguió: “Además, a la vuelta de nuestra casa, donde atacaron a Lautaro, hicieron un corso. Todo el barrio bailó arriba de donde asesinaron a mi hijo. Por eso, en la ley planteamos el hecho de que se prohíban espectáculos públicos, por respeto y sentido común, en los lugares donde hubo una víctima de un hecho violento”.

Otro punto importante que impulsan se refiere al poder de los medios de comunicación: “Pedimos que se pasen dos horas semanales correlativas en la Televisión Pública para difundir la mayor cantidad de casos posibles hasta que se lleve a cabo la sentencia firme. También buscamos que sea un espacio de concientización”.

En esa línea, habló del salvaje asesinato de Fernando Baéz Sosa el pasado 18 de enero en Villa Gesell: “Ese caso nos genera la misma tristeza. La familia de ellos, en este momento, está tan abandonada como nosotros estuvimos cuando los medios se fueron de nuestra casa. Tiene que haber un seguimiento hasta el final porque la Justicia trabaja bien pero si la marcas de cerca trabaja mejor. Cuando vimos que no teníamos el apoyo de los medios masivos de comunicación, seguimos insistiendo. No es una crítica contra los medios, pero no deberían mirar para otro lado porque ya son parte importante de las causas en las que se meten”.

En cuanto a la posibilidad de acercar el proyecto al Congreso de La Nación, Cejas relató: “Escribimos once puntos y llegamos al Congreso mediante un contacto de un diputado nacional, quien nos recibió muy amablemente. Le contamos a su asesor lo que estamos viviendo y la idea que teníamos. Tuvimos una reunión de dos horas, y después de un tiempo nos llamaron para ir a la Secretaría de Derechos Humanos. El siguiente paso es Legales. La cuarentena frenó las cosas pero estamos esperando la siguiente reunión para ver los términos técnicos de la ley. Sabemos que esto probablemente no va a influir en los asesinos de mi hijo, pero puede ayudar a familias que le toque pasar por lo que pasamos nosotros”.

“También queremos crear la Casa del Dolor Lautaro Villaverde para atender las 24 horas a los familiares de las víctimas para que, al momento de afrontar la terrible situación, puedan acercarse, recibir contención y tener a alguien que los guíe, que sean asesorados para no perder tiempo valioso en las causas”, remarcó.

 

El apoyo azulgrana en tiempos de tanto dolor

Mauricio Cejas, desde el primer momento, resaltó el apoyo que recibió por parte de San Lorenzo y de sus hinchas: “El agradecimiento va a ser eterno, sentimos el abrazo de todo el club. No me sentí solo, cuando estaba de frente a la tormenta, las piedras me caían en la cara y tenía el viento en contra porque recién habían matado a mi hijo, San Lorenzo me abrazó de tal manera que me sostuvo y me sacó hacia adelante. El club de mi vida demostró el amor hacia el socio”.

“Sería muy injusto si sólo nombrara a alguien, tendría que remarcar a Damián Stazzone, a Macarena Sánchez y el equipo femenino de fútbol, el tenis, el básquet, todas las disciplinas se portaron de maravilla con nosotros, nos apoyaron y nos siguen apoyando”, enumeró.

Sobre los dirigentes, expresó: “Al momento que pasó lo de Lautaro, el presidente era Matías Lammens y se portó bastante bien con nosotros. Con Marcelo Tinelli todavía no pude hablar. Marcelo Moretti se sumó con el Fútbol Senior y fue una mezcla de sensaciones. Ver a “Pipo” Gorosito pedir justicia por mi hijo, al “Beto” Acosta, al “Roly” Escudero, etc, fue tremendo. Se solidarizaron sin ningún tipo de problemas, siempre preguntan mediante un colaborador como Pablo Vaccaro, hasta llevaron nuestra bandera”.

Y finalizó: “No me quiero olvidar de las peñas, la de González Catán, San Justo, San Juan, Córdoba, entre otras, tuvieron una humanidad tremenda. La de Catán tiene un comedor para la gente del barrio, juntan útiles, hacen un trabajo que no siempre es reconocido y son leones de la calle. Que se hayan molestado en difundir el caso es algo que no voy a dejar de agradecer nunca”.

Por Federico Giannetti.

FUENTE: Proyecto Boedo.

 

Comenta desde tu cuenta de facebook