Reabrió el frigorífico La Foresta y se recuperaron 120 puestos laborales

1908

Reabrió el frigorífico La Foresta y se recuperaron 120 puestos laborales

El frigorífico y cooperativa ubicado en la localidad de Virrey del Pino estaba clausurado hacía casi un año y, con asesoría del SENASA, pudo volverá funcionar. Sus 120 trabajadores planean fabricar hamburguesas y sumarse a las ferias populares que venden alimentos y otros productos a bajo precio.

► FUENTE: El1 Digital.

El año 2020 ya tiene la primera buena noticia en lo que concierne a fuentes laborales. Porque, hace unos días, reabrió sus puertas el frigorífico y cooperativa La Foresta, ubicado en el barrio del mismo nombre de la localidad de Virrey del Pino. Con la reapertura, se recuperan 120 puestos laborales, número que podría incrementarse.

Luego de estar casi un año clausurado, el frigorífico tuvo la asesoría del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA). Y, al considerarse que cumple con los requisitos higiénico-sanitarios necesarios para la elaboración de alimentos, volvió a funcionar.

Según expresaron sus autoridades durante el acto de reapertura, los trabajadores tienen pensado comenzar faenando 3.000 animales para, luego, llegar a los 7.000. Tras ello, se iniciará un ciclo de transformación de cada pieza en un corte de carne para, en el futuro, inaugurar una planta de hamburguesas.

La idea de los integrantes de la cooperativa es tomar el modelo de varias agrupaciones que acercan alimentos y otro tipo de productos al consumidor a bajo precio. De esta forma, se eliminan los intermediarios y se vende la comida al consumidor a precios populares. Un ejemplo de ello es la ya conocida feria municipal “Súper Podemos”.

Esta propuesta se traduciría en una carnicería móvil que incluirá un tráiler con una heladera, mostrador, máquina picadora y sierra. Los precios serían más económicos que los de cualquier carnicería y estaría preparado hacia fines de marzo.

Una historia con altibajos

El frigorífico La Foresta fue fundado en el año 1957 en el barrio del mismo nombre en Virrey del Pino. Tras años muy buenos, la empresa quebró en 1999 y el juez y el síndico se lo alquilaron a otras firmas. Pero, en el 2005, siguió el camino de muchas otras empresas y fue recuperada por los trabajadores.

Sin embargo, tuvo otro duro golpe cuando debió cesar su producción en abril del año pasado, producto de los tarifazos en los servicios básicos. Según declararon sus trabajadores, por ese mes, las facturas de luz llegaban a los 750.000 pesos.

 

Comenta desde tu cuenta de facebook