Merlo: Dos policías ayudaron en el nacimiento de una beba

956

Merlo: Dos policías ayudaron en el nacimiento de una beba

El hecho ocurrió esta semana, cuando la Oficial Yemina Arce y el Sargento Gonzalo Moran se presentaron en una vivienda humilde del distrito de Merlo para ayudar en un trabajo de parto, que resultó en el emotivo nacimiento de una beba llamada Bianca.

“Recibimos un llamado por el sistema de emergencias 911, donde nos dijeron que había una mujer con trabajo de parto en la calle Estomba y Eva Perón, casi al limite con Pontevedra – expresó el Sargento Moran – No es una zona de fácil acceso, si no conocés, así que fui pidiendo la ambulancia, mientras íbamos en camino.”

Al llegar al lugar, hablaron con los vecinos, quienes les avisaron que se trataba de una chica de 22 años que ya había roto bolsa y se encontraba en trabajo de parto.

“Inmediatamente, mi compañera la fue a asistir mientras que yo consultaba con la ambulancia – prosiguió el Sargento – Se me acercó un chiquito diciéndome ‘ya está saliendo’. Me fui adentro con mi compañera para ayudarla. Aplicamos lo que sabemos, lo que nos enseñaron y pudimos recibir a la criatura sin complicaciones para la madre.”

Si bien la ambulancia estaba en camino, ya no había tiempo para esperarla, ya que había roto bolsa.

“Le dije a la mamá ‘Si tiene que salir, que salga acá la vamos a estar esperando’ – sostuvo la Oficial Yemina Arce – La madre pujó una vez más y ya estaba saliendo de a poco la cabecita, pude sacarla, tenerla entre mis brazos y llorar en ese momento, donde todo era muy lindo e inolvidable. Lo primero que hice fue cubrir a la bebé, taparla, porque hacia muchísimo frio. Después la puse en el pecho de su mamá. A la espera de la ambulancia. Fue inolvidable.”

“Este hecho es único, la primera vez en 8 años que me tocó algo así, es una de las experiencias más hermosa que me dio esta profesión”, expresó el Sargento Gonzalo Moran.

La Oficial Arce agregó con emoción: “La recibí yo en mis manos, todavía recuerdo el momento y se me llenan los ojos de lágrimas. Uno a esos llamados va con miedo, con dudas, con nervios.”

Finalmente, concluyeron: “Mañana nosotros tenemos servicio nuevamente. Vamos a ir a la casa de la mamá a llevarle algunos regalitos y pañales para colaborar con esta familia. Fuimos nosotros los que les dimos la bienvenida. Así que vamos a ayudarles.”

Comenta desde tu cuenta de facebook