Gritos y amenazas: Alarmante episodio en Aldo Bonzi

1866
Imagen: Google Street View

Gritos y amenazas: Alarmante episodio en Aldo Bonzi

Un sujeto provocó esta semana un alboroto en la vía pública por una supuesta deuda y algunos vecinos declararon que el personal policial no se habría presentado.

La situación ocurrió en Riobamba y Cucha Cucha, donde se detuvo un auto y bajaron una joven con un niño en brazos. Media hora después, el conductor bajó y se dirigió a la casa de una vecina de la cuadra.

Una integrante del grupo de WhatsApp del Foro de Seguridad relató: “Se puso a mirar por la ventana unos cinco minutos y la hija de mayor de mi consuegra, que vive arriba, pensó que podía ser un ladrón y llamó a la policía.”

Mientras tanto, el hombre, que se refirió a sí mismo como un remisero, comenzó a gritar frente a la puerta, exigiendo que le pagaran el viaje. Pese a que la dueña le respondió que no eran ellos, el sujeto continuó insistiendo durante varios minutos, mediante insultos, golpes y amenazas con incendiar la casa.

“Volvieron a llamar a la comisaría y le explicaron a la chica que las atendió lo que estaba pasando, y le dijeron que eso no era prioridad y no fue nadie”, sostuvo la vecina.

En cuanto al sujeto, amenazó con regresar junto a sus amigos para tirotear las casas, ya que afirmó ser oriundo de un “barrio polenta”, pese a los intentos de algunos vecinos por calmar la situación. Luego volvieron a llamar a la dependencia y tampoco hubo respuesta.

Respecto a ello, un integrante del Foro de Seguridad declaró que “supuestamente la chica vive frente a la plaza de La Tablada, la dueña de casa fue a hablar con ella y dice que al remisero le pagó”.

“¿Y si de verdad viene el tipo y hace lo que amenazó? ¿A quién hay que llamar? No llamaron al 911, porque hace unas semanas una patota pasó peleando y tirando botellas, y nunca aparecieron”, expresó la vecina, “pero bien que cuando un pibe borracho les gritaba y rompió un vidrio en la Subcomisaría, llamaron enseguida a toda la policía de La Matanza”, finalizó indignada.

Por otro lado, trascendió la versión por parte de la policía, proveniente del Grupo Comando y de la Subcomisaría, donde aseguraron haberse presentado dos veces en el domicilio, pero que la mujer nunca habría aparecido. Ambas divisiones informaron que la alerta de la situación no llegó por la línea del 911, sino por Subcomisaría y llamada directa al conductor del móvil.

Los efectivos sostuvieron que la Comisaria de la dependencia le avisó al conductor alrededor de las 12.45, y que él llegó al domicilio a las 13.15 horas. Pero además, añadieron que el móvil volvió a pasar por el lugar a las 16, y nadie se acercó a hablar con la policía.

Nota en desarrollo

Fuente: APBAH

► Si llegaste hasta acá… Es que te importa nuestro trabajo y la seriedad con la que trabajamos: Decimos lo que pensamos, Pensamos lo que decimos.

▬ ¡Ayudanos compartiendo la noticia! ▬

Comenta desde tu cuenta de facebook